EL BLOG DE NOEMÍ TUR
Half Mandala

Regenera tu Cuerpo

La frase que dice “desde el momento que nacemos empezamos a morir” nos lleva a una visión de la vida en la que tenemos acceso sólo a una cantidad limitada de experiencias, donde el tiempo se nos escapa y estamos irremediablemente abocados a un triste final. 

Si cambiamos esta frase a “desde que nacemos empezamos a sanar”, podemos ver la vida y nuestro cuerpo como una entidad que desde que nacemos está reproduciéndose, regenerándose y sanando.

Al pensar en la vida como una cantidad finita se crea una expectativa inconsciente que no es ni buena ni mala, sino que no facilita que llevemos una vida más allá de la expectativa esperada de vida de hoy en día, que va de los 70 a 90 años con más o menos salud.

Tu ADN está esperando a que actúes para hackear el envejecimiento

Si permitimos que los mecanismos de nuestros cuerpos hagan lo que están preparados para hacer, primero cambiando nuestras creencias sobre qué es el cuerpo, la salud y la vida, podremos ir más allá de lo que creíamos posible, pero que muchas personas han conseguido durante la historia.

El proceso de vida, no tiene porque ser un proceso de degeneración y envejecimiento, si sabemos cómo sintonizarnos con los increíbles poderes naturales que tiene nuestra biología.

Tenemos una idea sobre el aspecto de las personas de edad avanzada como personas arrugadas, con dificultades de movilidad, con prótesis porque han ido perdiendo partes de su cuerpo…  llenas de achaques físicos y a veces con pocas ganas de vivir.

No obstante, a pesar de su avanzada edad, hay personas que siguen teniendo dientes, pelo, la piel elástica y sobre todo energía vital que se expresa en el cuerpo y en los ojos… la longevidad es posible en formas diferentes a las imágenes que tenemos creadas en occidente.

Los órganos de nuestro cuerpo se regeneran y crean nuevas células a diario, las del revestimiento del intestino se renuevan todos los días, en las células del corazón pasa con menos frecuencia pero sucede igual. Todas las células de nuestro cuerpo se reponen con distinta frecuencia, pero se reponen.

El Mecanismo que regenera tu cuerpo

El mecanismo que permite que ocurra este reabastecimiento, que controlemos nuestras constantes vitales y reorganicemos nuestro funcionamiento cuando se desequilibra es:

  • Dieta mínima
  • Compasión: sentir amor, agradecimiento y valoración por cualquier persona, ser o aspecto de la vida.
  • La pasión especialmente por un aspecto de la vida: familia, trabajo, misión vital… Sentirse amada, amado, necesario e importante.
  • Aprender a manejar las emociones y la energía del cuerpo humano: actividad física y meditación. Emociones de amor y calma.

Evidentemente no nos va a apetecer vivir si vemos la vejez, como la decrepitud del cuerpo, la pérdida de mi función en la vida, pero ¿Podemos visualizar nuestra vida en un estado de buena salud, energía y motivación durante más de 100 años? Ésta es la nueva revolución que regenera tu cuerpo.

Desbloquear la longevidad y la vida saludable, empieza por nuestro ADN.

Tres premios Nobel de Medicina en 2006, Elizabeth Blackburn, Carol W. Greider, Jack W. Szostak descubrieron la Telomerasa, la enzima de los telómeros.

Los telómeros están en las puntas de nuestros cromosomas, para que estos no se desgasten. En nuestros cromosomas está el plano, el diseño, de cómo se tienen que crear y reproducir nuestras nuevas células al degenerarse.

Telómeros en los cromosomas

Lo que pasa es que a medida que vamos creando nuevas células, las puntas de nuestros cromosomas se desgastan, como si se fueran deshilachando, haciendo que, con los años, las nuevas células que se generan no reciban la información completa de su diseño. Este proceso produce que la células no funcionen correctamente. Si nuestros telómeros no están completos, la información de nuestros cromosomas se rompe. Se pierde una parte de nuestro ADN, haciendo que la información de las células nuevas esté incompleta, y con cada nueva división estará todavía más incompleta. Llega un punto donde el telómero ya no puede proteger la información. Esto es lo que llamamos senectud o muerte. En este momento la célula no se permitirá a si misma reponerse por no tener suficiente información.

¿Hasta qué edad podemos vivir?

Al número de veces que puede regenerarse una célula hasta que se pierde por completo la información se le llama el límite de Hayflick. Esta medida define el Nº de veces que nuestras células puedan dividirse hasta llegar a la senescencia. Curiosamente este número de veces equivale a la edad de 120 años y no vemos a muchas personas vivir más años después de esta edad.

Nuestro cuerpo se ocupa de todo, como la máquina pluscuamperfecta que es y, para evitar esto genera una enzima, la telomerasa, que es la encargada de reponer el revestimiento de las puntas de los cromosomas que se va perdiendo con cada replicación de las nuevas células. 

Muchas veces, esta enzima está inactiva o poco activa y la razón de su desactivación se debe a nuestro estilo de vida:  dieta pobre, hábitos poco saludables, adicciones, emociones y pensamientos de estrés y la falta de armonización entre nuestro cerebro y corazón. Esta enzima se desactiva cuando nuestro cuerpo está en modo de supervivencia, es decir cuando nuestro cuerpo percibe que vive en un ambiente amenazante, que es lo que sucede fisiológicamente cuando estamos en estrés.

¿Cómo rejuvenecemos nuestro cuerpo?

Si incrementamos la conexión entre el cerebro y el corazón a través de la respiración consciente y la meditación le indicamos a nuestro cuerpo que está seguro y que por lo tanto es el momento adecuado poner en marcha los procesos de generación de salud, anti envejecimiento y regeneración.
Así podemos activar así la telomerasa y alargar con salud los años de vida de nuestro cuerpo. La biología está preparada, ahora nos toca a nosotros activarla.

Sucede que, a veces, no sabemos como lograr esa conexión, o pensamos que ya hemos nacido sabiendo respirar. Incluso, no siempre llegamos a un estado de completa paz durante la meditación.
No te preocupes por eso. Mi pasión en la vida es ayudar a las personas a conseguirlo y para ello he organizado el programa de cursos “Saludable Mente” con diferentes temáticas, que te permitirán profundizar en los aspectos donde consideras que necesitas ayuda.

Regenera tu Cuerpo

Transforma las creencias limitantes sobre tu salud, libera tus adicciones a las emociones negativas y aprende a comunicarte con las verdaderas necesidades de  tu cuerpo.

Transforma tu Estrés

Modifica tu punto de vista ante las situaciones cotidianas que te estresan y aprende a valorarte y reconocerte como la persona más importante de tu vida.